Militares mexicanos en carretera Guerrero-Acapulco detuvieron un camionero que parecía sospechoso

ANUNCIO

La ilegalidad de las maneras de conseguir dinero, son sin duda de las cosas que tanto problemas nos traen en la actualidad en nuestro mundo. Pues los llamados “negocios ilegales” no son para nada nuevos, y eso lo sabemos, pero realmente son dañinos para cada uno de nosotros tanto en lo individual como en lo grupal y/o colectivos, que como seres sociales nos afecta pues.

Sustancias dañinas e ilícitas, ventas de animales casi extintos, robos y hurto, y hasta el tráfico, no solo de sustancias nocivas como las dr0gas, sino también el tráfic0 con personas. Pues si, tal y como se lee, es muy común ver como trafican personas (sobre todo personas pobres que no tienen quien defienda sus derechos), tanto para pr0stituirlas, como para venderlas; y vaya que lo que es aún peor es que en estos negocios se ven implicado los niños.

Lo repito: “los niños están involucrado en estos negocios ilegales” y aunque sea de ambas formas, nos importa más desde el punto de vista de victimas; pues si, por más raro que suene (si es que en tu país no es frecuente), hay lugares donde se ve mucho, y es un negocio que se extiende cada vez más por el mundo.

ANUNCIO

¿Cómo se da el negocio? Para venderlos vivos y esclavizarlos, para prost1tuirlos, y peor aún, para matarlos y vender sus 0rganos. Por supuesto, todos graves pero el último caso muy terrible de verdad. este negocio viene desde hace años y sobre todo en Latinoamérica, pues la necesidad lleva a todo esto. Y puede ser la necesidad de ambas partes.

Un órgano puede salvar la vida de alguien, y revivir la esperanza de muchos (la familia en primer caso), y pues se hace lo que sea, o mejor dicho se paga lo que sea por conseguirlo (en cualquier parte del mundo). Y por otro lado, quienes tienen ansias de ganarse una muy buena cantidad de dinero, hacen lo que sea por conseguirlo.

México, Perú, Colombia, Bolivia y otros, son los principales países donde el tráfico de 0rganos tiene mucho auge. Quienes se dedican a esto, se hacen pasar por personas solidarias, se ganan la confianza de la otra persona, y arman todo un escenario para luego actuar. Generalmente es simulando accidentes e intervenciones quirúrgicas ficticias en lugares clandestinos, con médicos que trabajan ilegalmente por supuesto.

Y si decimos que no es cosa del pasado, es porque militares mexicanos en inspección de la carretera Guerrero-Acapulco (vía de gran tránsito para esto), detuvieron un camionero que parecía sospechoso; y con tan solo acercarse, ya el olor del camión era putrefacto.

Mira el video:

Se prendieron las alertas  y pues había algo de cierto, niños muertos atrás para luego extraérsele los órganos, era lo que había.

ANUNCIO

Close